Sistemas de alarma supervisados

Supervisión en sistemas de alarmas

Algo que muchas veces en el diseño de un sistema de alarmas damos por sentado, es que todos los paneles son seguros, supervisados, inviolables y que lo que cambia de un modelo a otro, es la cantidad de zonas, si tiene teclado LCD o de LED y los medios de comunicación.

La supervisión de zonas es uno de los puntos que convierte a un sistema de alarma en confiable. En los sistemas cableados, con una resistencia que se coloca al final de la línea, se logra la supervisión y en ese punto, económicos y de alto nivel lo cumplen, supervisan sus zonas.

Muchas veces, por facilidad o desconocimiento, el instalador puede violar la supervisión del sistema, conectando la resistencia de final de linea sobre el propio panel, como se ve en esta imagen.

img_4515

Esto hace que si el cable se corta en cualquier parte del recorrido o el sensor fuese desmontado, el panel no se entera. Esta es la forma correcta de hacerlo, de esta manera, un corte de cable o cortocircuito en el mismo, es detectado como una falla de supervisión, generando una señal de alarma en el panel.

img_4518

El problema surge con los inalámbricos, acá los paneles económicos, tienen transmisión de una sola vía, desde el sensor al panel, el panel no tiene conocimiento ni puede consultar el estado de cada detector, ya que el detector no tiene un receptor para poder escuchar esa interrogación del panel, tampoco informan el estado de la batería, ni el nivel de señal, esto hace que cuando armamos el panel, este nos deje tranquilos que está todo listo, mientras que puede haber detectores sin batería, fuera de alcance o puertas abiertas por ejemplo.